La pelea del siglo por las redes sociales Zuckerberg VS Trump

El expresidente de Estados Unidos Donald Trump vuelve a ser noticia por la creación de una plataforma propia para regresar a las redes sociales, luego de mantener un perfil bajo tras su salida de la Casa Blanca al caer en las elecciones ante el demócrata Joe Biden.

Así lo anunció a Fox News su antiguo asesor Jason Miller al vaticinar la reaparición del magnate en dos o tres meses, una noticia que causa gran expectativa después de que Twitter suspendiera permanente su cuenta por polémicos mensajes.

Pero este no fue el único revés de Trump en plataformas digitales ya que Facebook, Instagram, YouTube y Snapchat vetaron sus usuarios de manera temporal.

APARENTE CALMA ANTES DE LA TORMENTA

Desde su retorno a la residencia de Mar-a-Lago, en Florida, el exmandatario no ha sido foco de atención, sin embargo, luego de la noticia de su reaparición en una plataforma propia evidencia que ha estado activo en medio de una calma aparente.

Ejemplo de ello son las declaraciones de Miller, en las que asegura que Trump ha trabajado duro, y no precisamente solo, pues habló de “numerosas empresas” que apoyan al multimillonario en la iniciativa.

A criterio de su exasesor, la nueva plataforma será grande y se prevé capte la atención de millones de personas, dos elementos fundamentales para un posible regreso del expresidente a la política, y, ¿por qué no?, a trabajar en pos de su candidatura para las presidenciales de 2024.

HACER MEMORIA

Sería preciso recordar que para muchos expertos la victoria de Trump en 2016 se debió, en gran parte, al apoyo brutal de las redes sociales, mientras la mayoría de los grandes diarios conferían su gracia a Hillary Clinton.

Lo que sucedió después ya lo sabemos. El magnate ocupó el asiento principal del despacho oval por cuatro años, y, aunque soñaba con un segundo mandato, cayó ante Biden.

Habría que esperar un poco para valorar el impacto de la nueva plataforma, pero de lo que sí no hay dudas es que Mr. Trump volverá con las fuerzas de un huracán a la palestra pública, y – ¿quién sabe? – a la política.

A usted le puede interesar este artículo