El reconocido actor Efrain Ruales recibió cuatro impactos de bala mientras se dirigía a su casa. Se desplazaba en su auto luego de haber terminado su habitual entrenamiento físico. Un vehículo no identificado se le acercó en las inmediaciones de la avenida Juan Tanca Marengo, en Guayaquil. 

Los disparos comprometieron órganos vitales por lo que en poco tiempo el actor exhaló su último aliento. La policía inició de manera inmediata investigaciones para encontrar a los perpetradores del crimen. La sociedad ecuatoriana se encuentra conmocionada por el asesinato de esta joven figura, promesa de la televión nacional.

¿Sospechosos?

La población inunda las redes con mensajes que reafirman la sospecha de la mano de los Bucaram tras el asesiato del joven presentador. El país ha vivido con esta familia el destape de casos de corrupción y asesinatos de ciudadanos extranjeros en el interior de cárceles que ameritaría una película de agente 007. Según la sabiduría popular esta familia estila a silenciar a todos los que tengan declaraciones incómodas que les puedan afectar. 

La Fiscalía negó que Efraín Ruales debiera declarar hoy sobre el caso “Insumos Médicos”. Este es un proceso abierto sobre corrupción que involucra a la familia Bucaram y que tiene oscuras ramificaciones al interior del gobierno de Lenin Moreno. Durante la pandemia esta familia y sus secuaces se han dedicado, presuntamente, a estafar al Estado ecuatoriano.

Ecuador es uno de los países más corruptos de la región, donde las mafias políticas y los pistoleros se unen con facilidad. Dependerá de la Policía Nacional dar respuestas claras sobre lo ocurrido. La indignación en Ecuador se respira en las calles. Las autoridades tratarán de dar una respuesta rápida de los avances de la investigación. 

El año 2020 y el inicio de 2021 muestran un aumento de la violencia y el sicariato en el país con respecto a 2019. Los homicidios ascendieron de 1188 a 1357 fallecidos. Teniendo en cuenta las medidas restrictivas por la pandemia el alza de la violencia criminal es un dato llamativo y preocupante.