Este rostro ha invadido millones de hogares en el mundo, sus ocurrencias simples y naturalidad única lo han puesto en el top 1 de la cultura global del meme. Khaby Lame es un emigrante senegales que como muchos durante la pandemia se quedó sin empleo en Italia, y recurrió al mundo de las redes para compensar el encierro y las carencias económicas.

Lame se había independizado de sus padres y trataba de comenzar ahorros para mejorar sus condiciones de vida, pero al quedarse sin un euro  debió volver con sus padres. El día entero en el celular le generó más de una discusión con la familia que le impulsaba a buscar un empleo tradicional. 

@khaby.lame

##stitch con @juliaan.care

♬ suono originale – Khabane lame

Pero lo cierto es que no hay crisis que no saque las mejores ideas de prosperidad. Hasta el carbón bajo presión se vuelve un diamante. Así que Khaby (diminutivo de Khabane) comenzó a hacer videos cortos en Tik Tok aprovechando materiales audiovisuales de soluciones estúpidas para cosas fáciles de resolver. 

Las claves de Khaby Lame en Tik Tok

Su rostro y ademanes que mostraban lo obvio forman parte de un lenguaje universal, comprensibles desde China hasta México. Lame prefirió el formato simple de Tik Tok donde no necesita palabras para mostrar en poco tiempo un mensaje claro. 

La universalidad de su mensaje y el gancho que supone la burla y el sarcasmo lo viralizaron en poco tiempo. En este momento cuenta con 66 millones de seguidores y su carrera en Tik Tok apenas acaba de comenzar. Algunos plantean que a este ritmo destruirá todos los récords implantados en esa plataforma. Aunque Charli D´Amelio está lejos aún, con 116 millones de seguidores, el paso indetenible de Khaby podría poner en riesgo su corona.

@khaby.lame

Today No Smile.The World Want Peace ☮️ Il Mondo Vuole La Pace ☮️ Please STOP with this WAR #n#owar #p#eace #n#oallaguerra #p#ace

♬ suono originale – Khabane lame

Según estimaciones de los promedios de pago de Tik Tok por visualizaciones se calcula que Khaby debe estar facturando entre 35 y 40 mil euros mensuales. Su creatividad y originalidad le han dado la llave de su independencia económica y le abre las puertas a las condiciones de vida que sus padres le exigían que buscara fuera de casa.

Su solvencia actual le ayudará a lograr en un futuro no muy lejano la ciudadanía italiana que tanto requieren él y su familia, para mayor estabilidad en la nación europea. Khabane es una muestra de que el éxito depende de hacer lo que te gusta, ser constante y sin lugar a dudas, tener un poco de suerte.