La imagen by Galería de fotografías del Ministerio de Defensa tiene licencia bajo CC BY 2.0

El ejército peruano desplegó tropas y blindados en la frontera con Ecuador. Más de un millar de uniformados fuertemente armados son visibles a lo largo del paso fronterizo de Huaquillas. Ecuador envió tropas y un destacamento de hummers para redoblar la presencia en la zona.

No se trata de un conflicto entre ambas naciones. De hecho es una operación conjunta para frenar el flujo permanente de refugiados venezolanos. La grave crisis económica, política y social que vive la nación caribeña obliga a sus habitantes a tomar las carreteras para tratar de llegar a naciones vecinas y sobrevivir.

La pandemia de covid-19 vino a complicar la situación en la región. El intentó de las naciones andinas por frenar la llegada de viajeros e imponer controles sanitarios para disminuir los contagios ha sido infructuoso.

La realidad es que las fronteras terrestres se mantienen abiertas, legal o ilegalmente. Tan solo en el paso Huaquilla-Tumbes entre Ecuador y Perú existen 30 cruces ilegales. El pago a un «guía» está entre uno a cinco dólares por personas. Ambos ejércitos han tratado de destruir estas trochas pero son fáciles de restablecer.

Orden de despliegue de las tropas ecuatorianas en la frontera con Perú

Perú es una de las naciones más golpeadas por el coronavirus en la región andina. El colapso del sistema de salud se suma a la quiebra de la economía nacional y la escasez de empleos, en su mayoría informales. La población venezolana entra en un estimado de 800 a 1000 diarios.

Crisis sanitaria en la frontera

Es una historia recurrente el trasiego de familias venezolanas completas caminando por las carreteras colombianas y ecuatorianas camino a Perú, Argentina y Chile. Sin controles para detectar el covid-19 los migrantes se vuelven agentes de propagación y en la peor situación , enfermos de riesgo sin el debido soporte de los sistemas de salud.

Para algunos expertos el gobierno venezolano oculta información sobre la realidad del covid en su territorio. En años anteriores se registraron rebrotes de enfermedades erradicadas en la región como la malaria. Lo que demuestra que Venezuela es una nación de riesgo epidemiológico.

Llama la atención como Venezuela reporta índices insignificantes de contagio mientras que las naciones receptoras se enfrentan a picos permanentes de infección.

A pesar de la necesidad de las naciones de la región de controlar la emigración y paliar los efectos de la pandemia sobre la salud y la economía, las respuesta de Ecuador y Perú se considera desproporcionada y contraproducentes. El uso del ejército para atender al flujo de refugiados podría generar incidentes fatales. Diversas organizaciones de defensa de los derechos humanos y de los migrantes, tanto en Ecuador como en Perú han hecho fuertes críticas a las medidas adoptadas.