Estadio Santiago Bernabeu, foto de  Iabcstm.
Estadio Santiago Bernabeu, foto de  Iabcstm

Por : Javier Orizondo Fernández

El futbol español ha quedado estupefacto por los audios publicados por el periódico “El Confidencial” en los cuales se escucha la voz de Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, tirando por los suelos el prestigio de figuras legendarias de la plantilla blanca.

Un club como el Real Madrid ,que cuida en grado sumo su poderosa imagen de marca como institución deportiva de referencia mundial, debe aceptar ahora como su nombre queda enlodado ante la mirada atónita del planeta futbol , acostumbrado a recibir trascendidos muchos más nobles de los valores del club de Concha y Espina.

El presidente del club galardonado por la FIFA como el mejor de la centuria anterior, se permitió en el pasado hacer comentarios despectivos y hasta humillantes de personalidades rutilantes de la historia blanca como Iker Casillas, Raúl González Blanco, José Mourinho, Cristiano Ronaldo o Vicente del Bosque.

Florentino Pérez, foto del Instituto Cervantes de Tokio.

Florentino Pérez, foto del Instituto Cervantes de Tokio.

Los archivos sonoros más antiguos datan del año 2006, y se mantuvieron dormidos por 15 temporadas hasta que el referido medio de prensa los adquiriese, logrando con su alumbramiento acaparar la atención de toda la sociedad española.

El interés periodístico de los audios ha conseguido echar a un costado las necesarias y justas consideraciones éticas que podrían colgársele a la actitud del “Garganta profunda” que realizara las furtivas grabaciones. Se espera que en los próximos días llegue alguna reacción de los defensores legales de Florentino Pérez contra un periodista que por aquellos años era muy allegado al presidente blanco, aunque según especialistas en derecho penal español, no deben tener buenos dividendos sus reclamos ante las leyes.

Las perlas salidas de Don Florentino

Las perlas verbales dejadas por el hombre que ha regido con mano casi dictatorial los destinos del club por espacio de 18 años, pasan por llamar al portero Casillas, ganador de 5 ligas y 3 Champion League, de “perrito faldero”, “monigote y “corto de mente”. Según Florentino el guardameta junto al delantero Raúl, goleador sempiterno del Madrid durante muchas temporadas, eran “las dos más grandes estafas de la historia del club”.

A Mourinho, el entrenador que lo ayudó a hacerle frente a la era dorada del Barcelona, le dedicó calificativos como “ególatra y anormal”. Cristiano Ronaldo no podía salvarse de la lengua bífida del presidente. Al mayor goleador de la historia del Real Madrid y ganador de 4 Ligas de Campeones para el club lo menciona como “imbécil y enfermo mental”.

La última de las grabaciones filtradas refiere irrespeto por los cuatro costados a la figura caballerosa de Vicente del Bosque, quien archiva un glorioso pasado tanto como jugador y entrenador del club. Del 2 veces campeón de Liga y de Champion como director técnico, y que condujera a España a su mayor gloria histórica en el Mundial de futbol de Sudáfrica, le dedica … “es la mentira más grande que he visto en mi vida. No sabe entrenar”.

La hipocresía y falta de transparencia de Florentino Pérez en su comunicación con los jugadores, quienes con total justicia son considerados los principales activos de un club, se ha manifestado de manera inequívoca. Ante los focos mediáticos siempre el Presidente ha dado discursos muy diferentes en forma y contenido cuando le ha tocado referirse a leyendas deportivas del Real Madrid.

Los aludidos por Florentino

 

Radiografía de un presidente

Los deseos de Florentino de quedar encumbrado para siempre en los anales del club blanco se han hecho notorios a lo largo de los tiempos. El apuntado por el escándalo llegaría por primera vez al máximo sillón blanco en el año 2000 al ganar las elecciones presidenciales de aquel año, después de haberlo intentado sin éxito 4 años atrás. El empeño de Florentino Pérez por dejar huella dentro de la historia blanca pasó por gestionar la “era de los galácticos”, cuando a base de talonario haría recalar en la plantilla madrileña a muchos de los mejores futbolistas del mundo en la época.

 Pero los títulos no llegaron en la proporción que se esperaban dado el mucho dinero invertido, y el hombre renunciaría en el 2006 en medio de su segundo mandato, alegando ante la prensa que su dimisión se debía a un “acto de lealtad a los socios y de responsabilidad hacia el club”.

El afán protagónico solo lo mantuvo alejado por tres años, pues en el 2009 volvería a presentarse como único candidato a las elecciones de aquel año, y tras ser proclamado, utilizaría su mandato en el 2012 para cambiar los estatutos del club y condicionar económicamente las futuras candidaturas presidenciales. A partir de ese momento Don Florentino Pérez sería reelecto sin oposición en las sucesivas elecciones que se han realizado, incluyendo las más recientes de abril de este 2021.

Las actuales filtraciones echan leña al fuego de los críticos del presidente blanco. Sus comentarios se observan con el perfil de quien no resiste ninguna sombra en su afán de prominencia, y necesita echar barro sobre los que le salen en competencia. Todos los vilipendiados de ahora fueron en su tiempo, y en algunos casos lo son todavía, ídolos de la afición madrileña. La grandeza delirante de Don Florentino lo ha llevado a menospreciar con sus actos a íconos del club como Fernando Hierro, Jorge Valdano o Sergio Ramos.

http://www.editorial24.com/la-uefa-aplasta-a-florentino-la-superliga-que-no-fue/

A propósito del último mundial de futbol, el efectuado en Rusia en el 2018, hubo voces que calificaron de Boicot a la selección española la actitud de Florentino Pérez de hacer oficial la contratación como nuevo director técnico del Real Madrid de la persona que conducía las riendas de la selección en ese momento. Dicha actitud originó una crisis que derivó en el despido del Dt de España a escasos 2 días de iniciar la cita ecuménica del balompié, y que terminaría con “La Roja” eliminada tempranamente en octavos de finales.

Y por supuesto que muy recordada también es la posición de “salvador del futbol” que pretendió asumir cuando justificaba ante los medios la gestación de su polémica y a la postre defenestrada Superliga, una competición cerrada a solo 12 de los clubes mas adinerados y que amenazaba con dinamitar el actual ecosistema futbolístico europeo.

El hablar de renuncias dentro del título de este escrito queda enmarcado más en un deseo que en un hecho probable, puesto que la tibieza impera por el momento en los análisis generados en la prensa española; la cual tampoco nunca ha podido alejarse de la influyente mano negra del “Presi “del Madrid. Una segunda dimisión se antoja improbable …pero ocurrir debiera.