Monumento argentino a la guerra de 1982, foto de Ceferino Mazzoleni

Las islas Malvinas (en inglés, Falkland Islands; en francés, Îles Malouines) son un archipiélago de América del Sur, en el mar argentino – mar epicontinental del Atlántico Sur – adyacente a ese país, a 500 km de su costa. Sus notas principales son: no tener población autóctona, originaria o indígena y ser el eje de un eterno conflicto.

El lío viene desde el descubrimiento y se traslada a la disputa de soberanía. Francia, España y Reino Unido dicen “yo las vi primero” para defender sus títulos. Algunos dicen que no hay pruebas concluyentes para determinar quién lo hizo, pero son incluidas en mapas y portulanos desde 1502.

El 7 de abril de 1502 Américo Vespucio, divisó un archipiélago que podrían ser las Malvinas. Ahí se incluyeron en el mapa de Piri Reis. Su primer mapa específico es el de Andrés de San Martín, tripulante de Magallanes, en 1520. Entre febrero y diciembre de 1540 un barco español capitaneado por Alonso de Camargo permaneció en las islas.​

Gran Bretaña insistió hasta bien entrado el siglo XX que John Davis descubrió las islas en 1592 y fundamentó en eso sus derechos de soberanía.​ Pero, gobierno e historiadores británicos modernos reconocen que no es cierto. En esa fecha las islas ya aparecían en numerosos mapas españoles. Y eso, es UN HECHO.​

En 1690 el inglés John Strong navegó entre las dos islas principales y desembarcó brevemente el 27 de enero. Strong bautizó al estrecho de San Carlos con el nombre de Falkland Channel.​ A principios del siglo XVIII los franceses organizaron sucesivos viajes de exploración a las Malvinas.

En 1749 el Almirantazgo británico organiza una expedición supuestamente para hacer descubrimientos en los mares de América del Sur y  relevar las costas de Malvinas. El objetivo real era establecer una base naval, para atacar el comercio y las colonias españolas. Ricardo Wall, embajador de España en Albión lo supo, lo protestó y se canceló.

En el kilombo diplomático no se debatió la soberanía de las islas; sino si los “casacas rojas” podían navegar libremente por esos mares. Presentar el proyecto a España demuestra que UK reconocía los tratados vigentes que impedían andar por esas regiones y la soberanía española de las islas, por ello el pretexto científico. Se negó la solicitud británica por obvia conveniencia y la falsedad del argumento.

En 1763 una expedición francesa comandada por Louis Antoine de Bougainville zarpó de Saint-Maló para fundar una colonia en las islas Malvinas, con el consentimiento del rey Luis XV como parte de sus planes de expansión.

Los barcos fondearon en Montevideo, y los recibió el Gobernador José de Viana. Aunque España y Francia eran aliadas y unidas por el Pacto de Familia (Borbones), los galos no tenían autorizado formar colonias en América del Sur. El español quiso averiguar motivo y destino, pero los franceses se “hicieron los suecos” diciendo que iban a la India.​

Bougainville llegó a las Malvinas en enero de 1764.​ La ceremonia formal de toma de posesión fue en abril. El acta de posesión fue ratificada por Luis XV el 12 de septiembre, argumentando que las islas fueron descubiertas por navegantes de Saint-Maló, y de ahí viene el nombre Malouines, castellanizado a Malvinas.​

Bougainville fue obligado a desmantelar su colonia y vender las islas a los españoles (España pagó 603 000 libras). En 1767, Felipe Ruiz Puente, al mando de dos fragatas tomó posesión de Malvinas, y evacuó a los galos. Durante el tiempo francés, los ingleses trataron de establecerse en el puerto de la Croisade, al que renombraron como Port Egmont.

Bougainville escribió al respecto: “En diciembre de 1766, la fragata HMS Japan atracó en Port Louis frente al fuerte. El capitán MacBride desembarcó, profirió amenazas y se marchó el mismo día”.​

Desde 1766, se sucedieron 32 gobernadores residentes en Puerto Soledad y dependientes de las autoridades españolas de Buenos Aires, lo que terminó por la invasión napoléonica y la independencia de las colonias. La guarnición española se trasladó a Montevideo en 1811 para luchar contra los insurgentes de Río de la Plata y se despoblaron las Malvinas.

El célebre explorador británico James Weddell informó a su rey la toma de posesión argentina de 1820 y la noticia también fue publicada en The Times el 3 de agosto de 1821.​ El Reino Unido no protestó la ocupación argentina en 1820, ni realizó reserva de soberanía al firmar el (AÚN VIGENTE) Tratado de amistad, comercio y navegación de 1825.

Argentina considera basándose en el Uti possidetis iuris que pasó a ser heredera de la soberanía española en las islas. En 1820 el gobierno de la provincia de Buenos Aires envió una fragata a tomar posesión y reafirmar sus derechos en las Malvinas, como sucesión de España.

El 10 de junio de 1829 se creó la Comandancia Política y Militar de las Islas Malvinas con asiento en la isla Soledad y jurisdicción indefinida en las islas adyacentes al cabo de Hornos. Comenzó a controlar los barcos balleneros, por lo que la corbeta de guerra Lexington de Estados Unidos destruyó Puerto Soledad… Proteger intereses, que le dicen.

El 2 de enero de 1833 llegó la fragata de guerra británica HMS Clío, y su capitán John James Onslow comunicó al jefe argentino que venía a reafirmar la soberanía británica y retomar posesión de las islas en nombre de su rey. El capitán José María Pinedo optó por retirarse. Desembarcaron las fuerzas británicas, izaron su pabellón y… hasta el sol de hoy.

Una pausa nacionalista (aunque con mala génesis) tuvo lugar en 1982 cuando la Junta Militar argentina, que se tambaleaba ya, ordenó la invasión de las islas Malvinas, Georgias del Sur, y Sandwich del Sur. El 2 de abril el ejército argentino desembarcó en Stanley y desalojó al Gobierno británico. Se estableció una gobernación castrense, con una gran fuerza militar, encabezada por el general de brigada Mario Benjamín Menéndez.

A la primera ministra Margaret Thatcher no le gustó el tango y envió una fuerza de tarea hasta con portaviones, con el apoyo de la OTAN y EE.UU. Entre mayo y junio se produjo la guerra que arrojó 649 argentinos y 255 británicos muertos. El 14 de junio las Fuerzas Armadas británicas se aproximaron a Puerto Argentino/Stanley y la Argentina se rindió.

Resumiendo, según la ONU las Malvinas son “un territorio no autónomo” cuya potencia administradora es Reino Unido​ con soberanía reclamada por Argentina. La situación del archipiélago es examinada anualmente por el Comité de Descolonización desde 1965 debido a la Resolución 2065 de la Asamblea General.

Jurídicamente, la ONU lo considera un territorio de soberanía todavía pendiente por definición, pero si leyó hasta acá, no creo que sin pasar por el filtro de las filias o fobias ideológicas, quede duda alguna de que no son Falklands, sino Malvinas y que sí, son Argentinas.