Ante el inminente e histórico juicio político (impeachment) al expresidente Donald J. Trump en el Senado, el Partido Republicano necesita reacomodarse la mandíbula… es que el golpe fue violento. Las imágenes de las huestes extremistas escalando el Capitolio, como en una escena de película medieval, fueron demasiado, hasta para los propios legisladores republicanos.

Incluso el pequeño grupo de ultraconservadores que horas antes del asalto al Capitolio apoyaban al expresidente y cuestionaban el resultado de las elecciones, salieron a aclarar para evitar la obscuridad que… “la retórica del presidente fue irresponsable.” Así dijo el líder de la pequeña cruzada, el cubano americano de Tejas, el republicano Ted Cruz.  Es que en política como en el amor todo vale y si hay cintura mejor.  

Pero el costo político de las acciones del expresidente Trump, cualquiera que sea el resultado del enjuiciamiento en el senado, no debe incluir bajo ningún sentido, hipotecar 70 millones de votos. Este es el verdadero legado de Trump y conservar la mayor parte de esta gigantesca cifra es el desafío del partido del elefante en los próximos cuatro años.

USA Today releja los violentos hechos del 6 de enero en el Capitolio. Foto: @little_plant

EL IMPEACHMENT

El juicio político a Trump no debe prosperar. No porque no incitara a una insurrección. Lo cual hizo, según las palabras del líder de la bancada republicana Mitch McConnell. Sino porque en el Senado, al parecer, no se valorará la conducta de Trump sino que se contabilizarán los votos. Bendita democracia.

”las huestes fueron alimentadas con mentiras“… “Fueron provocadas por el presidente y otras personas poderosas y trataron de usar el miedo y la violencia para detener un procedimiento específico de la primera rama del gobierno federal que no les gustó”
Mitch McConnell 7 de Enero 2021

Para poder declarar culpable al expresidente Donald J. Trump se necesitan dos terceras partes del Senado o sea 67 senadores de los cuales en estos momentos 50 votos son demócrata. Lo complicado y casi improbable será que los republicanos concedan los 17 votos restantes

En las próximas semanas será de un enfrentamiento campal entre republicanos y demócratas. Los republicanos tienen claro que su fortaleza está en aprovechar el legado de Trump. Los demócratas no olvidarán que el castigo al accionar del expresidente los trajo al poder. En toda limpieza de casa saldrán los trapos sucios.