Tomás Estrada Palma fue una de las figuras más controvertidas de la Historia de Cuba. Nacido en la ciudad más caliente (en todo el sentido de la palabra) de Cuba. Fue presidente de Cuba en 2 ocasiones. Su actividad revolucionaria se extendió desde el mismísimo 10 de octubre de 1868, momento en el cual comienzan las Guerras de independencia en Cuba. Venía de una familia tan comprometida con la independencia que hasta su madre, Candelaria Palma, lo acompañó a la lucha.

Participó activamente en la Asamblea de Guáimaro y muy temprano en la guerra alcanza los grados de General. Ocupó el cargo de Regidor del Cabildo de Bayamo luego de liberada esta ciudad el 20 de octubre de 1868. Participó en la invasión a Guantánamo junto con Gómez y Maceo. En 1875 apoya la destitución de Salvador Cisneros Betancourt. Es electo como presidente el 29 de marzo de 1876 y su presidencia duró muy poco hasta que es hecho prisionero por los españoles y enviado al exilio en España.

Luego de ser absuelto por los acuerdos del Pacto del Zanjón, se traslada a Francia y de ahí a los EEUU donde funda una academia en las cercanías de New York para latinos. Ganó mucho prestigio por su labor educativa. José Martí oye sobre él, se conocen y junto a otros compatriotas fundan el 10 de abril de 1892 el Partido Revolucionario de Cuba (PRC).

Estrada Palma sucesor de Martí

 Luego de la muerte del apóstol de la independencia de Cuba, Estrada Palma fue designado para ocupar el cargo de Ministro Plenipotenciario del Gobierno Provisional de la República de Cuba en Estados Unidos, y fue jefe de una junta revolucionaria con sede en Nueva York dedicada a comprar armas y a buscar ayuda económica para apoyar a los mambises que en Cuba luchaban. Durante la Asamblea de Jimaguayú fue designado como Delegado del PRC y Agente del gobierno de la República en Armas en el exterior.

otros trabajos del autor

Durante el período de ocupación militar norteamericana de 1899 a 1902, fue electo a candidato a la presidencia por parte del partido conservador y como contrincante político, por parte de partido liberal estaría Bartolomé Maso. Este último se retira alegando fraudes y preferencias a favor de palma quedando como candidato único para las elecciones de 1901.

Carta del presidente de Estados Unidos al primer presidente de la República de Cuba.

El estadista

Una vez comentada la República tenía una ardua labor: componer un país sumido en el más profundo de los caos luego de 30 años de lucha y más de 400 de dominación colonial por parte de España. Durante su gobierno, se firmaron un grupo de tratados con el gobierno de EEUU que tenían la intención en precisar el tipo de relaciones que tendría Cuba con la nación norteña.

Dentro de su gestión como presidente, es indudable la cantidad de logros que se pueden mencionar. Al empezar su presidencia el tesoro público de Cuba no sobrepasaba el medio millón de pesos y poco antes de finalizar su período presidencial contaba con 26 millones de dólares. Con él crecieron notablemente los centrales azucareros y la producción y exportación de este rubro. Hubo una sobre producción también de tabaco y café. Estableció de forma vitalicia el pago a los veteranos de guerra y evitó la práctica de la Botella, que sería tan común después de su mandato.

Dedicó el 25 por ciento del presupuesto nacional a la educación pública ya que para aquel entonces cerca del 64 por ciento de la población era analfabeta, aumento el número de escuelas a más de 3000, creó las aulas de Kindergarten y su orgullo durante su gobierno era mencionar que en su país habían más maestros que soldados.

Austeridad  

Siempre para trasladarse en la ciudad se le veía tomando el transporte público en vez de usar autos privados. Por su conducta, muchos decían que Don Tomás podía gobernar a Cuba con tasas de café. Durante su gobierno creó el Gabinete de Combate para depurar oficinas gubernamentales, alcaldías y otras instituciones lo que traía perjuicio a sus oponentes del partido liberal.

Para las elecciones de 1906 el Partido Liberal se abstiene y con la oposición de grandes figuras como Juan Gualberto Gómez, resulta reelecto y asume nuevamente la presidencia el 20 de mayo de 1906. En muestra de total inconformidad los liberales se alzan dirigidos por José Miguel Gómez en agosto de 1906 dando paso a la llamada Guerrita de agosto.

Otros trabajos del autor

El fin

Este levantamiento ocasionó cuantiosas pérdidas materiales y humanas como el asesinato de Enrique Villuendas y Quintín Banderas. Estrada Palma ante esta situación solicita al gobierno de EEUU una intervención militar y según consta por Hortencia Pichardo, Roosvelt, presidente por aquel entonces, prácticamente le suplica que no renunciara. El 28 de septiembre de ese año, junto a su vicepresidente y secretarios, Don Tomás presentaba su carta de renuncia ante el congreso quedando un gobierno provisional bajo la dirección del secretario de guerra norteamericano Howard W. Taft.

Luego de su gobierno no aceptó su retiro por sus servicios como maestro en EEUU, tampoco la solicitud de Taft de enviarlo a la nación norteña en un acorazado y tomó un tren hasta la finca que había heredado de su familia en Bayamo para vivir tranquilamente con su familia.

El 4 de noviembre de 1906, en Santiago de Cuba, murió pobre, rodeado del amor de su esposa, Genoveva Guardiola Arbizú y de sus hijos. Su deseo expreso fue que lo inhumaran en el cementerio Santa Ifigenia, cerca de la tumba de José Martí.