Aunque el Día Internacional del Hombre fue establecido el 19 de noviembre, desde 1992 y por iniciativa de Tomas Oaster;​ profesor de la Universidad de Missouri-Kansas. Comenzó a conmemorarse internacionalmente desde 1999. En Sudamérica y buena parte del mundo cristiano, el 19 de marzo se festeja a la población masculina, en honor a San José de Nazaret, el padre adoptivo de Jesús.

El día de San José fue remarcado por el papa Pío IX, cuando proclamó en 1621 al padre de Jesús como el patrono universal del catolicismo. Según la Biblia, que José haya sido escogido por Dios para formar una familia con María, ameritaba celebrarse.

Ingeborg Breines, directora del programa Mujeres y Cultura de Paz de UNESCO,​ apoyó la iniciativa de elegir un día internacional para el varón como «una excelente idea que proporcionará un poco de equilibrio entre ambos sexos». También, otros organismos de la ONU, como la Organización Panamericana de la Salud (OPS), lo tienen en cuenta.

Problemas de hombres

Cada año un tema ocupa la agenda en relación con los varones, para lograr lo mismo que en cuanto al movimiento femenino: igualdad. Así, en 2020 el tema fue “Mejor salud para hombres y niños”; 2018 y 2019 se dedicaron a “Marcar una diferencia para los varones y niños”; 2017 se enfocó en “Homenajear a hombres y niños”; y 2016 en “Detener el suicidio masculino”. Esto último es ya una “epidemia silenciosa” pues a nivel mundial, los hombres viven 5 años menos y se suicidan 4 por cada mujer, como promedio.

Sin embargo, hasta el momento el apoyo no se concreta ni oficial ni masivamente el día posee reconocimiento mucho menor que el análogo Día de la Mujer, que tiene incluso carácter oficial y apoyo financiero en algunos países y la igualdad y el análisis de varios temas candentes se diluye en el enfrentamiento actual entre sexos.

Le podría interesar este articulo.