Hemos estado esperando un estallido social en Cuba por décadas. Las condiciones actuales señalan que estamos muy cerca de que ocurra.

Represión contra la oposición en Cuba. Foto del Twitter de Mónica Aparicio

Hemos estado esperando un estallido social en Cuba por décadas. Las condiciones actuales, a todas luces, señalan que estamos muy cerca de que ocurra. El marxismo-leninismo que ha sido la ideología de «vanguardia» del régimen, hoy juega en su contra. Lenin es una de las claves para entender lo que está pasando en el último gueto comunista de occidente.

Vladimir Ilich Uliánov, alias  Lenin, fue el líder de la Revolución bolchevique de 1917 en la Rusia Zarista. Encabezó un grupo de medidas que convertirían a su país en la primera nación del mundo en ir en la búsqueda del socialismo. Fiel seguidor de las ideas de Carlos Marx y abrazó sus doctrinas. Durante su corta vida en la Revolución ganó muchos admiradores y detractores. Vamos, un singao en toda regla.

A pesar de sus criterios políticos errados, Lenin supo entender el papel de la economía, el pensamiento de las masas y su forma de accionar ante determinados contextos. Ese aporte teórico, conocido como «situación revolucionaria», nos permite aproximarnos a la realidad de una Cuba, donde hasta sus paradigmas políticos le dan la espalda.

¿El marxismo-leninismo predice un estallido social en Cuba?

Extrañamente hay un grupo de ideas del pensador soviético que los dirigentes cubanos no han abrazado, al menos públicamente, ya que su reconocimiento y aplicación atentaría contra los intereses del régimen. Entre ellas se encuentra la aplicación del estímulo material como acompañante necesario del moral.

Para el estudio de la Historia de Cuba, siempre se pone de manifiesto el concepto de situación revolucionaria dado por Lenin para distintos momentos históricos. Dicho concepto plantea lo siguiente:

Imposibilidad para las clases dominantes de mantener inmutable su dominio. (Crisis de las alturas)

Agudización, por encima de lo habitual, de la pobreza y las calamidades que sufren las clases oprimidas.

Intensificación considerable de la actividad de las masas

En todos y cada uno de los procesos revolucionarios en la historia de Cuba han estado presentes estas premisas. Pero podemos decir que Cuba hoy, en pleno 2021 existe una situación revolucionaria? La respuesta es simple. Antes analicemos los elementos que lo indican.

Crisis de las alturas

Es indudable que en nuestra isla el régimen no puede mantener su poder inmutable, cual profunda crisis de las alturas. El gobierno comunista se encuentran ahora mismo incapacitado para sostener o solucionar la crisis económica, política y social que se percibe. La dictadura castrista no solo no es capaz de garantizar niveles óptimos de vida sino que con sus medidas agrava el problema. 

En todas y cada una de las tiendas existe una interminable cola que termina enfureciendo al cubano. En ese momento el Hombre no es amigo del Hombre. La ahora pública violencia policial contra todas las personas que entorpecen su proceso de acumulación de divisas o su status quo es palpable en cada cuadra o en cada cubano que expresa sus ideas contrarias al régimen. Al tener el poder del ejército, lo usan sin ningún tipo de resentimiento. 

Agudización por encima de lo habitual de la pobreza de las masas oprimidas

El desabastecimiento es general a lo largo de la isla, no pasan de largo los altos niveles de pobreza que hoy se aprecian y la relación calidad-precio de cada uno de los bienes y servicios es palpable. No solo los precios exorbitantes a los cuales la población tiene que comprar los artículos de primera necesidad, sino la escasez de los mismos y la mala calidad.

Por su parte los servicios médicos a la vez de ser precarios, desde hace un tiempo NO EXISTEN los medicamentos más comunes que siempre el cubano tuvo al alcance de la mano. Palabras como Dipirona, Ibuprofeno, Paracetamol, Amoxicilina entre otros, van acompañados siempre de la respuesta: no hay, hace mucho que no entran esos medicamentos. El sistema sanitario de los centros médicos y escolares careces de todo lo elemental incluyendo el agua.

Intensificación considerable de la actividad de las masas

Debido a todo esto podemos apreciar que actualmente ha habido un aumento superior al habitual de la actividad de las masas oprimidas. En este sentido no hace falta ahondar mucho y solo mencionar los siguientes nombres: San Isidro, 27 N, Tania Bruguera, Unpacu, Somos más, Cubanos por el mundo, Cibercuba, Cubita Now, entre otros.

Desde el 5 de agosto de 1994 no se veía una manifestación tan grande como la que tuvo lugar el 27 de noviembre del 2020 frente al Ministerio de Cultura, ni un enfrentamiento tan frontal con la policía como las acciones  del Movimiento de San Isidro y podría apostar que desde el 20 de octubre de 1868 una canción no llegaba tanto al corazón de los cubanos como Patria y Vida. 

Entonces Lenin, ¿se encuentra el país hoy en una situación Revolucionaria o no en este 2021? El estallido social en Cuba podría llegar en cualquier momento. Un chispa en este momento podría incendiar toda la pradera. Pero en ocasiones, por muy seca que está la yerba nunca llega el rayo.